Mayrik

Entre los años 1915 a 1923, los armenios que estaban viviendo hace muchos años en Turquía sufrieron un genocidio por parte del imperio Otomano en donde fueron masacrados un millón y medio de armenios.
Las familias comenzaron a desmembrarse debido a que muchos miembros perdieron la vida y algunos que pudieron escaparse de Turquía salieron y perdieron contacto entre ellos. Mi bisabuelo que vivía en Kayseri, (que hoy es Capadocia) logró sobrevivir gracias a que una familia turca lo escondió en un Jarrón grande cuando lo vinieron a buscar.

Algunos de los niños que quedaron huérfanos fueron adoptados por las familias turcas. Luego de varios años algunos turcos buscando en sus orígenes encontraron que en realidad son armenios. En 1920 Armenia se veía amenazada por Turquía y necesitaba contar con un aliado poderoso por lo que se vio obligada a unirse al estado soviético. Recién el 21 de Septiembre de 1991 logró independizarse y convertirse en la República de Armenia. Es un país que siempre quisieron eliminarlo por discrepancias religiosas y ubicación geográfica. Perdió y continúa perdiendo territorio incluso actualmente. Logra seguir de pie gracias al fuerte amor que sienten por su patria quienes viven en Armenia y a la gran diáspora que se encuentra esparcida por el mundo.

Armenia es mi tierra de origen pese a que no nací ni viví allí. Es un retorno, un reencuentro que forma parte de mí, una parte que no conozco y que estoy conociendo.